jueves, 20 de octubre de 2016

Relato juevero: Cada cosa en su lugar

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¡Regreeso con relato nuevo! Espero que les guste que fue cosa de último minuto, que últimamente, vivo al límite para todo. Esta semana les cuento que Charo organiza la convocatoria, así que los invito a que pasen por su blog y que vean a los demás participantes, por aquí. Y esta semana, toca hacer un relato sobre cosas que no estén en su lugar.

Y un poco de inspiración le debo a mi madre que cuando anda apurada y tocan el timbre o suena el telefono —a veces ambas—, acaba dejando las cosas donde no debe. Una vez, perdió su celular y lo encontré cuando fui a hacer unas pizzas —estaba en el freezer—, para su fortuna, sigue funcionando de maravilla hasta la fecha xD Cosas que sólo pasan en mi familia, que no sería la más rara que tengo para contar. Pero como se trata del relato de este jueves, lo dejo con él.

Cada cosa en su lugar

Abrió el freezer buscando helado y encontró dentro un repasador y una caja de fósforos. Los sacó mirándolos con desconcierto olvidándose del helado, yendo hacia la biblioteca esperando encontrar a su madre o sentarse a navegar un rato en internet. Pero apenas abrió la puerta vio al perro durmiendo donde debería estar el monitor. Temiendo saber la respuesta, volvió a salir ahora sí con la idea de encontrar a su madre.

Pero no ocurrió dándose con algo que en casa de un brujo era mucho peor: un brujo enfermo, o peor, su abuela enferma. Estornudó y la cama desapareció cayendo ella al suelo y vaya a saber Dios donde habría aparecido. Tenía miedo de mirar el techo o la bañera, que en esos casos, todo era absolutamente posible. Por eso los brujos no se enfermaban y se cuidaban tanto de las plagas: porque una vez que están mal, no son capaces de controlar su magia, más los brujos naturales como los que predominaban en su familia.

Tomó a la abuela en brazos mientras ella le explicaba que su hija había salido a buscar hojas de melisa que era lo único que le faltaba para empezar a hacer el remedio que la curaría y salvaría su casa y a ellos.

—No vuelvas a estornudar— le pidió llevándola a su habitación y aunque hizo su mejor esfuerzo, no lo logró. A mitad del pasillo ¡una pantera vino a invocar! El animal asustado, apenas verlo se lanzó contra ellos, no pudiendo más que correr escaleras abajo y encerrarse en la cocina. Dejó a la abuela en una de las sillas mientras pensaba en el hechizo que mandara a la pantera de nuevo hacia la selva. 

Se escuchaban los rugidos y las cosas cayendo del otro lado. Peor fue cuando sintió el auto aparcar fuera ¡su madre había llegado! Más, al momento en que quiso salir del auto, un ruido sordo y pesado se escuchó desde la terraza y al mirar por la ventana, ya no vio el auto ¡madre santa! Pensó para sí y tras un rápido hechizo, la pantera desapareció, abriendo la puerta y encontrando el destrozo que había hecho.

Su madre entró por el jardín, había llegado hasta la terraza, así que ya bajarían el auto cuando supieran que todo estaba mientras, corrió dentro a hacer el remedio que mientras más tiempo pasaba, peor se ponía peor y en el mejor de los escenarios, podría terminar la casa y ellos en medio del Sahara o una tundra helada. Así que mientras su madre cocinaba, él se encargaba de distraerle y cuidar que no estornudara hasta que el té estuviera y al fin, todo se calmara.



Me excedí por cien palabras, pero casi ni se nota (?) que más sintético no podía hacerlo. Espero que les haya gustado.

¡Se cuidan! Y pasan un excelente día.

Bye!

28 comentarios:

  1. Oh, me ha gustado mucho. Ha sido curioso, pero bonito.
    Tu madre es genial xD mi madre pierde las cosas cada día, pero siempre las tienen en el mismo lugar pero que ella no se acordaba.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Lo sé, mi madre es muy especial XD y creo que a todos nos pasa, mira que yo vivo perdiendo cosas y estaban donde las dejé xD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Muy buen relato, visual como para adaptar a historieta.
    Y se justifica que las cosas estén fuera de lugar, que es lo que propone Charo.
    Un abrazo.

    PD: Y no sólo pasa en tu casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, no lo había pensado para historiera pero la idea no está mal. Quizás, algún día xD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Rocambolesco y extraño relato que solo tiene sentido gracias a la magia y el hechizo... y a la calenturienta imaginación de la autora.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podía ser de otra manera con la propuesta de la semana XD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Los relatos de magia y brujerías siempre son atractivos, nos sacan de las rutinas. Me gusta el lío que has armado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Bonito relato y es que la magia ha estado presente en él.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Bueno esto ha sido un auténtico maratón de cosas fuera de lugar.

    ResponderEliminar
  7. Un relato disparatado y rocambolesco a la vez que ágil y fresco, fruto de una gran imaginación.
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por el comentario! Me alegra mucho que te haya gustado <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. Muy divertido y creativo! como también resulta divertida la característica de tu madre olvidadiza que lo ha inspirado
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y sí, le debo mucho a mi madre que si no fuera por ese celular, posiblemente no haya surgido nada XD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. Eso de cambiar los escenarios por un estornudo tiene su peligro, al principio puede parecer chulo, pero al final la cosaxse escapa de las manos.
    Muy original.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las ventajas que sea un relato corto es que no tendrán que lidiar con las consecuencias (?)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  10. jajaja vaya me ha encantado la historia muy entretenido y divertida, es realmente genial la historia ya me la imagine todo el caos en aquella casa jaja que divertido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Graacias! Me alegra que te hayas divertido leyéndola e imaginado todo el caos.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Bravo Roxana! Tiene una imaginación desbordante y has compuesto un relato originalmente divertido y caótico. Me ha encantado.
    Muchas gracias por participar.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, qué halago me dejas! Me alegro que te haya .

      Un placer haber participado <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  12. Será por ósmosis me pregunto? porque en este momento mientras te comento me ha agarrado un ataque de estornudos...que ya pasa por suerte. Simplemente fresco y encantador tu relato, hermoso Roxana!
    Abrazo juevero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor (?) ¡Gracias! Me alegro que te gustara <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  13. Tienes razon....de haberlo acortado no hubiera quedado tan bien como quedo....has tenido una ocurrencia inmensaaaa!!! que de cosas fuera de lugar en tu relato..de principio a fin...besosss...me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iba a ser una sola pero no pude contenerme xD tenía que haber de todo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  14. Los estornudos que siembran el caos.....podría muy bien ser el título. Y a mi que me gustan las cosas de bruja me ha encantado tu relato súper divertido, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Y la verdad, que tu título suena mejor que el mío XD Me alegra que te haya divertido.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!